La visita a México de SS. el Papa Francisco y la pagana celebración del Día del Amor

“No todo el que me dice ‘Señor, Señor’, entrará en el reino de los cielos,

sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo”

– Evangelio sgn. Sn.Mateo, cap.7 versículo 21.

Por: Francisco H. Andrade

La personalidad de SS. el Papa, líder máximo de la Iglesia Católica, siempre ha tenido –y tiene- un gran impacto en el mundo entero sin que el pueblo mexicano sea, en forma alguna, la excepción: católicos y no católicos y hasta quienes por llamarse liberales presumen de ser ateos, están siempre al pendiente de las posiciones del Papa ante los diferentes y más notorios problemas sociales en el mundo; por eso es explicable el que, desde hace aproximadamente dos/tres meses, cuando se hizo oficial el anuncio de la visita de SS. el Papa Francisco a nuestro México, se ha creado una gran expectación que alcanza a todas las clases sociales y económicas nacionales; después de todo se trata del primer Papa de origen latinoamericano y si eso no bastara, se trata de quien ha venido dando un nuevo enfoque al liderazgo ejercido por sus antecesores, dando muestras de una mayor sencillez orientando su decir y su hacer hacia una mayor comprensión de los más necesitados, tanto en lo espiritual como en lo económico… ¡Parece –como debe de ser- más interesado por predicar a Cristo que a su iglesia!…

Así es que, durante el período del 12 al 17 del presente mes de febrero, será el Papa Francisco quien estará dando, como se dice en la jerga periodística, las notas para los medios masivos de comunicación y, desde luego, las llamadas redes sociales: de entrada, tendremos un respiro al dejar de escuchar todo el día los dimes y diretes de las elecciones del 2016, de lo que dicen y no dicen los “independientes” y claro, lo que se dice aquí y en USA acerca de Kate y su empresa tequilera…

No sé si llamarle una feliz o irónica coincidencia al hecho de que sea durante la estancia en México de su SS. el Papa, cuando tengamos – al igual que en gran parte del mundo- la que yo llamo pagana celebración del Día del Amor y la Amistad; no es mi intención referirme a ella en forma despectiva sino que creo que como todas las cosas, debe ser llamada por lo que es y no tratar de convencer a otros con falsedades… ¡Qué bueno que como sociedad tengamos el interés de pensar y reflexionar acerca del significado del amor en nuestras vidas, sobre todo en la formación de nuestros hijos y nietos!… ¡Qué malo que no haya tal reflexión y todo quede en la organización comercial de un desmedido consumo en una fecha intermedia entre la navidad y día de reyes y el próximo día de las madres; todo fríamente calculado!… ¿Por qué no celebrar y también plantearnos aquello que nos lleve a ser mejores, a tener mayor y mejor conciencia de los más grandes problemas sociales del mundo y de nuestras comunidades como lo son la desigualdad y la pobreza? Son problemas que nunca podrán ser resueltos a base de buenos discursos, son problemas que crecen día con día y amenazan con rebasarnos y ponernos en peligro de supervivencia, son problemas que requieren de nuestra sensibilidad para tener apertura y llevarnos a compartir de lo mucho que tenemos… No se trata de no comprar chocolates, flores, ropa interior de color rojo y demás, se trata de moderar su consumo y pensar cómo darle de comer y de vestir al que no lo tiene, se trata de buscar como tomar en cuenta a quienes hoy son simplemente marginados…

El hecho de que la visita del Papa se dé en la fecha del Día del Amor y la Amistad para mí es también una irónica coincidencia por el estado por el que atraviesan nuestros más graves problemas nacionales: la impunidad y la corrupción, problemas que nos han venido “arropando” desde las últimas décadas y ante los cuales, la Iglesia de Cristo que es no tan sólo los clérigos sino tú y yo y toda la sociedad mexicana, permanece cobardemente al margen con una actitud timorata, quizá con miedo de hacer valer sus derechos: ya es tiempo que, en nombre de la Iglesia de Cristo –sobre todo porque somos un pueblo que se dice ser eminentemente cristiano- se fijen las posturas institucionales ante lo que nos aqueja; la silenciosa actitud nos hace cómplices, en contra de los mandamientos cristianos… “Jesús entró en el templo y echó de allí a todos los que compraban y vendían. Volcó las mesas de los que cambiaban dinero y los puestos de los que vendían palomas. “Escrito está –les dijo-: “Mi casa será llamada casa de oración”; pero ustedes la están convirtiendo en cueva de ladrones” –Evangelio sgn. Sn.Mateo cap.21 versículos 12 y 13.

Algo se especula acerca del cómo tratará SS el Papa Francisco al gobierno de Peña Nieto ante las realidades sociales en las que estamos viviendo. A este respecto considero: a) es cierto que el gobierno en turno tiene culpas –quizá muchas-, pero también lo es que todos, como parte de la sociedad mexicana somos culpables… b) yo espero que nos dé a todos una “ buena sacudida”, similar a la que dio Jesús a los comerciantes y cambistas que expulsó del templo: queremos democracia, queremos libertades ¡y no queremos responsabilidades!… eso es una ecuación que como dicen en mi pueblo “bajo el 8 y no toca”… ¡Reflexiónenlo!… “Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley? –“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”-le respondió Jesús- Éste es el primero y más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” –Evangelio sgn. Sn.Mateo cap:22 versículos del 36 al 40. Es este el mensaje de Cristo Jesús: un mensaje de amor; un mensaje tal que no está presente en el hacer y quehacer de sus iglesias y templos que en su gran mayoría están dedicados a predicar las reglas y requisitos fijados por cada uno de ellos olvidando casi por completo el contenido de la Palabra de Dios que difiere en lo fundamental pues mientras Cristo Jesús nos pide amar y perdonar, en las iglesias se habla de un Dios que castiga la falta de obediencia a las reglas que se le fijan a sus militantes… Sólo así se explica el lamentable hecho de que siendo México un pueblo que se hace llamar “eminentemente cristiano” tengamos tantos problemas por el comportamiento indebido –no cristiano- de sus habitantes… ¡se los dejo de tarea!… Esperemos con gran interés el mensaje que nos dé SS el Papa Francisco, haciendo votos por que ello nos lleve a abandonar para siempre el atraso cultural y espiritual que nos mantiene en una religiosidad absurda, que dejemos atrás el vivir con veladoras prendidas, con peregrinaciones paganas y, en fin, con tantos actos meramente exteriores que no permean el corazón del hombre y de la mujer: que sea el amor la divisa de la vida en México pues con ello estaremos cumpliendo con lo que Cristo Jesús nos pide, luchemos por erradicar para siempre toda situación que nos lleve a vivir en el error, ese es el pensamiento que encierra la siguiente frase que ya les he compartido como “frase de la semana”… “Ten la grandeza de enseñar al que no sabe… no seas tan ruin de aprovecharte de su ignorancia”… ¡Reflexiónalo!… es esta expresión de amor con la que se puede cumplir con el mandamiento de amar a nuestro prójimo; mientras tengamos a tantos millones de mexicanos en la ignorancia continuarán las iglesias y templos que funcionan como “franquicitarias de la fe” con doctrinas que lejos de superar a sus seguidores los marginan… Sacándolos de la ignorancia los pondremos en el camino de la liberación que nos promete Cristo Jesús: “Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” –Evangelio sgn. Sn.Juan cap.8 versículos 31 y 32…. Piénsalo… Salud….Ω…

Para comunicarse con el autor: fhandrade@hotmail.com

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Otros artículos del blog

Categorías