Ser mujer sigue siendo un reto

Contrario a lo que muchos pensaríamos sobre la equidad de género, las mujeres en el mundo siguen luchando de diferentes maneras y por varios aspectos el tener una vida que cada una definiría como “digna”.

Tan sólo en México sigue habiendo niñas casadas, embarazadas y sin terminar los estudios, según estudios de Save the Children, en los estados de Chiapas, Guerrero y Veracruz los matrimonios en jóvenes (menores de 18 años) es superior al 40%. Un poco más de la mitad de estas mujeres no iniciarán la preparatoria, dejando su superación “profesional” aun lado. Las mujeres de 20 a 24 años que no terminan sus estudios y son mamás, pueden formar parte del 33% del sector pobre de México.

Todas conocemos a una mujer entre los 25 y 35 años que sale a trabajar todos los días para que sus hijos no padezcan lo mismo que ellas, pero estas mujeres tienen la desventaja de que los trabajos que pueden encontrar son limitados debido a su nivel de escolaridad. Sus problemas más comunes de este tipo de mujer, es que no tienen medio de transporte propio, no cuentan con alguien fijo que cuide sus hijos, pueden llegar a pagar hasta $1500 en guarderías para seguir trabajando, ya sea que cuenten con pareja o no, pero por el nivel de ingreso no pueden dejar de trabajar y deben conseguir un segundo ingreso para solventar todos los gastos.

Por otro lado tenemos a las mujeres que si terminan la preparatoria o una carrera profesional, y buscan seguir superándose. Estas mujeres por lo regular se esperan un poco más para tener hijos, alrededor de los 30 años. Una vez teniendo hijos, se tienen dos caminos, salirse de trabajar por culpabilidad o por querer pasar más tiempos con los hijos, y el otro camino es seguir trabajando y buscar un sistema para tener cubiertas todas las responsabilidades.

Las mujeres que quieren seguir desarrollándose personalmente y profesionalmente, pueden llegar a querer abarcar demasiado. Quiero ser mamá, ser esposa y amante, trabajar en un puesto retador, hacer ejercicio, desayunar en casa y tener la comida lista, vestir y verme sensacional, realizar labores del hogar y tener vida social. Sin mencionar que cada uno de esos objetivos conllevan más responsabilidades. Pero si es posible tener y cumplir con todo, pero es retador, según la mesa de debate “El gran reto: ser mamás (y exitosas)” que se llevó a cabo en el Foro Forbes Mujeres Poderosas, donde compartieron algunos consejos para poder cumplir ese reto.

Pero no todas quieren cumplir con el rol de “mamá” en la vida, se hace cada vez más común que las mujeres decidan no tener hijos o incluso que no quiera contraer matrimonio. Estas mujeres deciden que tener un hijo no es prioridad o simplemente no es para ellas, y viven su vida de tal manera que esos elementos no son esenciales en su día a día. Lo que algunos pensarían de estas mujeres, es que son egoístas, frívolas, sin sentimientos, sin objetivo en la vida, odian a los niños, no han conseguido marido, son infelices, etc. El ser mamá no es más que otro estereotipo que la sociedad quiere que se cumpla, y sí ya tienes más de 30 años sin esposo y sin hijos, te puedes volver una persona que tiene que andar explicando el porqué de tu decisión. El no tener hijos, no es un sacrificio o una consecuencia de no encontrar marido, es una decisión personal, una manera más de ver la vida, y se tendrán que acostumbrar más a esta idea, pues cada vez son más las mujeres que deciden escoger este estilo.

Una pensaría que este tipo de mujeres tienen una ventaja laboral por encima de las que son mamás, pero aun y cuando una mujer esté en el trabajo sin compromisos ni ataduras, aun así existe una brecha salarial de por lo menos el 10% contra un hombre en el mismo puesto.

Ya llevamos bastante tiempo luchando por igualdad, pero esto no termina, no termina con los estereotipos, desde que si no eres casada estás incompleta, si no tienes hijos no estás realizada, que si eres divorciada ya eres desecho, que si tienes hijos no puedes trabajar, aunque desempeñes las mismas funciones no te pueden pagar lo mismo porque eres mujer, el cumplir con cierto estereotipo de belleza, tú no tienes apetito sexual, tu trabajo es limpiar la casa y hacer de comida…Pudiéramos seguir con todo aquello que esperan que las mujeres sean, pero no terminaríamos.

La lucha por la equidad continua día a día, debemos contribuir, educar y exigir un trato igual, no debemos dejar que la “sociedad” nos dicte con que debemos cumplir o que rol debemos llenar, cada quien como mujer debemos poder definir lo que significa “vivir a plenitud” para cada una de nosotras, sin tener que dar explicaciones del porqué de nuestro estilo de vida.

Yo empezaría por un aumento de salario para todas, ganar por el desempeño de cada uno y no por el género que soy. (Espero le llegue este articulo a mi jefe ;))

https://www.savethechildren.mx/HastaelUltimoNi%C3%B1oyNi%C3%B1a

http://www.forbes.com.mx/6-consejos-mujeres-poderosas-mama-exitosa/#gs.6dzqxGs

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Otros artículos del blog

Categorías